La importancia del capital de trabajo

La importancia del capital de trabajo
Gestión Administrativa

La importancia del capital de trabajo tiene su origen en una época en donde las industrias tenían una relación estrecha con la agricultura.  Los procesadores compraban la cosecha del otoño, la procesaban y luego la vendían al mercado como un producto terminado.

Se utilizaban préstamos bancarios cuyos vencimientos máximos eran de un año calendario que servían para financiar los costes relacionados con la compra de la materia prima y el procesamiento de las mismas, los cuales eran cancelados con la venta de los productos terminados.

Se puede decir que La importancia del capital de trabajo es una inversión que realiza la empresa en activos realizables en el corto plazo, como es el efectivo, los valores negociables, las cuentas por cobrar y los inventarios.

Con respecto al capital de trabajo neto nos referimos a los activos circulantes menos los pasivos circulantes, incluyendo préstamos bancarios, papel comercial, los salarios y los impuestos acumulados.

Si los activos son mayores a los pasivos se tiene como resultado capital de trabajo neto, en donde la empresa realiza su base operatoria. Sin embargo algunas empresas que cuentan con un flujo de efectivo predecible pueden operar con un capital de trabajo negativo.

Una correcta administración del capital de trabajo va a ser fundamental, y mas aún porque en determinadas empresas representan más de la mitad de los activos totales de la misma.

Una empresa que opera con determinada eficiencia, necesita supervisar y controlar las cuentas por cobrar y los inventarios.

Si una empresa se encuentra en franco crecimiento es necesario su control debido a que las inversiones realizadas pueden fácilmente quedar fuera de área de supervisión.

La administración del capital de trabajo requiere de una comprensión de las interrelaciones producidas entre los activos y los pasivos circulantes.

Por lo general se emplea para medir el riesgo financiero por la insolvencia que puede presentar la empresa, es por eso que cuanto más solvente sea la organización, tendrá menor probabilidad de no cumplir con las deudas contraídas.

En el caso de que nos encontremos con un nivel de capital de trabajo bajo, la empresa no tendrá la liquidez necesaria para el cumplimiento de las deudas, representando un riesgo financiero para la misma.

To Top