Desarrollo organizacional: claves para mantener la motivación de los empleados

desarrollo organizacional
Formación Empresarial

¿Dónde preferirías trabajar? ¿En una empresa con una plantilla de trabajadores motivados y alineados con la misión de la misma o en un entorno donde los empleados no sienten ningún apego por los objetivos de la empresa?

Es obvio que en la primera, ¿verdad?

Para lograr ese ambiente ideal donde liderazgo y trabajo en equipo van de la mano podemos aplicar técnicas que lo favorezcan.

En este artículo te contamos cómo hacen las empresas para mantener alta la implicación y motivación de sus empleados. Hoy hablamos de desarrollo organizacional. ¡Vas a querer trabajar en una empresa que aplica lo que aquí hablamos!

Introducción de desarrollo organizacional

Según Wikipedia el desarrollo organizacional trata sobre el desarrollo, funcionamiento y efectividad en las relaciones humanas dentro de una organización con un fin en común.

Para completar esa definición vamos a añadir un par de ideas importantes.

El desarrollo organizacional (DO) es un proceso constante y a medio-largo plazo que busca generar un cambio en la empresa.

A través de disciplinas variadas como la psicología, conducta aplicada, sociología y otras ciencias del comportamiento busca aumentar la efectividad relacional de los miembros de la organización.

Esta mejora de las relaciones personales entre los trabajadores y su alineación con los objetivos de la empresa se traducirá, en último término, en una mejora de los resultados económicos.

En resumen, el desarrollo organizacional es una herramienta más trabajando por los objetivos de la empresa. Si conoces el concepto de marketing relacional, esto es parecido pero mejorando la relación con los empleados.

El desarrollo organizacional como proceso de cambio

Si solo tuvieras que quedarte con una idea de qué es el desarrollo organizacional debería ser esta.

El DO es un instrumento que busca influir en el funcionamiento de la empresa a través de generar cambios positivos en sus trabajadores.

Parte de la base de que cualquier cambio en una organización tiene un origen cultural. Así, con diferentes técnicas que luego veremos, y un enfoque multidisciplinar, logra inferir los cambios deseados en la organización.

Si los trabajadores son la base de la compañía, su motivación y lealtad son claves, ¿no crees?

El desarrollo organizacional desde el enfoque sistémico

Incluido en el concepto de recursos humanos, el DO expande su enfoque tradicional.

El enfoque buscado es el que conocemos con sistémico. La teoría de sistemas o enfoque sistémico dice que no se pueden abordar los diferentes procesos de forma aislada sino como un todo, como un sistema. El todo que logran las partes por separado es diferente que si lo descomponemos, ya que ese resultado conjunto no está en las partes por sí solas.

El desarrollo organizacional es un enfoque integral; además de las propias relaciones personales, tiene en cuenta los procesos intrínsecos de la organización; la combinación de todo hace la diferencia.

5 técnicas de desarrollo organizacional

El desarrollo organizacional en el trabajo no es algo que caiga del cielo. Debe trabajarse con esfuerzo y estrategia, estas son algunas de las técnicas que se pueden aplicar:

1. Encuestas

Recoger el feedback de los empleados sobre su nivel de satisfacción a través de una encuesta es quizás la manera más sencilla. La encuesta debe preguntar:

  • Condiciones laborales.
  • Carga de trabajo.
  • Horas de trabajo.
  • Salario.
  • Relación con rangos superiores.

Además debe ser anónima.

2. Trabajo por proyectos

El trabajo con equipos interdisciplinares en objetivos comunes aumenta la implicación de los empleados participantes. Suelen ser grupos con especialistas diferentes, convirtiendo el rol de cada trabajador en imprescindible.

Sobre esta forma de trabajar puedes leer más en nuestro artículo sobre organigramas.

3. Malla gerencial

La malla gerencial o management grid es una herramienta de liderazgo definida por los psicólogos Robert Blake y Jane Mouton.

Tiene en cuenta dos aspectos y los refleja en un eje de coordenadas: la “preocupación” por satisfacción del personal en el eje vertical y la “preocupación” por la producción en el horizontal. Ambos valores son independientes y pueden oscilar entre 1 y 9, las posibles combinaciones definen diferentes tipos de liderazgo.

Puedes ver este vídeo para saber más sobre el análisis del liderazgo con el grid gerencial.

4. Tormentas de ideas

El brainstorming involucra a los empleados creando una atmósfera para crear libremente. Les hace sentirse partícipes y la propia creatividad generada tiene efectos positivos.

Tienes más información en este artículo sobre cómo hacer un brainstorming eficaz.

5. Círculos de calidad

Esta técnica de desarrollo organizacional ofrece a los trabajadores, dentro de su horario, un espacio para aportar su opinión sobre asuntos de la gestión de la empresa.

Un responsable de más rango asiste y recoge el feedback para trasladarlo a la toma de decisiones. Los círculos de calidad aumentan la motivación de los empleados, sobre todo si sus aportaciones son tenidas en cuenta.

Uno de los objetivos del DO es aumentar el sentimiento de pertenencia a la empresa y los círculos de calidad lo generan.

6. Jornadas de cohesión y team building

Son actividades organizadas por la empresa fuera del ambiente laboral habitual. Actividades deportivas en grupo, eventos… Se trata de generar interacción entre todos los recursos humanos de la empresa de manera distendida.

Aunque depende de su estado de madurez, estas 6 técnicas se pueden aplicar en cualquiera de las etapas de desarrollo organizacional de una empresa.

¿Quieres profundizar en el trabajo del equipo?  Entonces no te pierdas nuestra megaguía sobre el trabajo de equipo.

Tipos de desarrollo organizacional

Aunque su aplicación debe ser extensiva a todos los departamentos, vamos a clasificarlos en función del área de la empresa sobre la que centran más esfuerzos.

  • Procesos humanos: busca conocer las inquietudes y preocupaciones del empleado
  • Procesos técnicos: cuando la mejora buscada se centra en la mejora tecnológica y de material.
  • Administración: la gestión propia del departamento de recursos humanos.
  • Estrategia: el rumbo hacia el que quiere ir la empresa puede afectar mejor o peor a la satisfacción de los trabajadores.

¿Conoces algún ejemplo de desarrollo organizacional?

Sabedores de las diferencias culturales de los países de nuestros lectores nos encantaría conocer opiniones sobre cómo se tienen en cuenta este tema en el mundo. ¿Es el desarrollo organizacional, desde un enfoque latinoamericano, europeo o norteamericano más o menos importante en las empresas?

Deja tu opinión en los comentarios.

To Top