La selección interna de personal

Que es una empresa
Selección de Personal

En toda empresa existe al menos un proceso de selección, teniendo en cuenta de que existen al menos dos tipos de selección, la selección externa y la selección interna. Aunque en muchas ocasiones se tiende a, y se debe, recurrir a la selección externa, en ocasiones la selección interna es una buena opción.

La selección interna no sólo se constituye en un elemento de motivación para los trabajadores, que saben que en algún momento su trabajo bien hecho puede ser recompensado, sino que también permite que las personas que entren en los puestos altos o más específicos de la empresa estén correctamente adiestrados con los objetivos de la empresa, así como la misión, visión y valores de la propia empresa.

Es un buen sistema de selección siempre que sea justo y transparente, es decir, que se seleccione a las mejores personas por su valía y no por amiguismos. En ocasiones, se tiende a poner personas en cargos que no les corresponde por simpatía, y esto no sólo es un error porque la persona no rendirá como debe sino que desmotivará a los demás trabajadores y les hará desistir de su empeño. Los trabajadores, si piensan que pueden acceder a un trabajo mejor, luchan por ello y rinden más en la empresa, por eso es un tipo de selección bastante interesante.

Muchas empresas reservan ciertos puestos para la selección interna, de manera que una persona de fuera no puede acceder a estos puestos si antes no ha pasado por otros, y las personas de dentro pueden acceder a este puesto si surge una vacante.

Además de las ventajas antes comentadas, la selección interna supone un bajo coste, en todo caso puede suponer el coste de la persona que debe ser entrenada para el puesto, pero muchas veces se utiliza el sistema mentoring para esto, de manera que una persona con más experiencia entrena a los que van a ocupar esos puestos. Es mucho más económico que un proceso de selección externa y además da buenos resultados.

La persona que entra en el puesto por selección interna ya conoce la empresa, sabe más o menos las funciones que tiene que ocupar y la filosofía de la empresa. Le es más fácil adaptarse al puesto. Además, el resto de personas, aunque no hayan ocupado ese puesto saben que es posible llegar a un mayor crecimiento dentro de la empresa.

Para hacer una selección interna se deben hacer pruebas de evaluación con los candidatos, en los que es importante: identificar los criterios para la preselección, seleccionar las competencias para el puesto, el diseño de pruebas de selección, la realización de entrevistas, la realización de dinámicas, la elección de la persona y el diseño de un plan de comunicación en todo el proceso.

También te puede interesar...
To Top