Las fases de selección de personal

preparando entrevista seleccion
Selección de Personal

Existen una serie de fases en las que se divide la selección de personal, y aunque en realidad parece algo que puede llevar de 10 minutos a media hora, la realidad es que ocupa más tiempo del que parece. Desde la preparación de la selección, una vez que se ha contactado con los candidatos, hasta el desarrollo, la despedida y la valoración hasta que finalmente se encuentra a la persona indicada.

La primera fase es la preparación, en que se prepara la entrevista antes de realizara, anticipándose a los hechos y preparando cada una de las cosas que va a pasar además de los errores más frecuentes en la selección de personal. Esta fase debe cumplirse por parte del entrevistado y el entrevistador, a parte, ya que cada una de las partes ha de preparar la entrevista que debe afrontar.

La recepción e iniciación. En esta fase se conocen ambas partes, y es cuando el entrevistador recibe una primera impresión del entrevistado y puede poner en práctica la entrevista que ha preparado. Generalmente verá su currículum para más tarde preguntar acerca de él y hará otras cosas, según la entrevista de selección de que se trate.

Desarrollo y contenido. En esta fase es cuando se empieza a hablar ambas partes para poner en marcha todo lo que será la entrevista mientras van conversando ambas partes y realizando la entrevista o cuestionario, y será la parte en que el candidato al puesto tenga mayor protagonismo ya que es a quien se le está evaluando. Se preguntará al entrevistado cuestiones relacionadas con el puesto que la empresa necesita conocer, por ejemplo por qué ha estudiado esa carrera, los intereses por el puesto, etc. También se le dará a conocer cuestiones sobre el puesto, la empresa y todo lo que sea relevante para el candidato y para la empresa, de manera que se podrá saber si se cuenta con el candidato ideal para el puesto.

Despedida. Una vez que se ha realizado la entrevista, se procede a la despedida.  Generalmente mediante un apretón de manos y una promesa de comunicación en caso de que sea seleccionado, en ocasiones indicando el día en que se podría contactar con los seleccionados. Antes de eso se incita al candidato a que indique si tiene alguna duda, pregunta o sugerencia.

Valoración del candidato. Bien mediante un informe de selección o las impresiones del entrevistador, se hará una valoración del candidato con el objetivo de ver si es adecuado para el puesto. Se valorarán todos los candidatos para ver quién se adapta mejor al puesto o quién es la persona que finalmente se seleccionará para entrar en la empresa.

To Top