Los errores más comunes a la hora de buscar empleo

Recursos Humanos

A la hora de buscar empleo, muchas personas acuden a las ofertas o a las empresas sin planificar previamente, sin una estrategia, por eso se pueden cometer errores que de no existir podrían llevar al puesto de trabajo. No siempre se va a conseguir el puesto al que se opta, pero es más probable si se dejan ciertos errores de lado.

Uno de los principales errores que se tiene a la hora de buscar empleo es no hacer nada, simplemente eso. Muchas personas se limitan a esperar que la oferta llegue a ellos, que alguien le comente un puesto que le pueda interesar o tener alguna referencia de amigos. Pero esto no siempre funciona, y lleva mucho tiempo. La búsqueda de un trabajo se divide en búsqueda activa y búsqueda no activa. Es decir, lo mismo que se apunta en todos los registros de empleo, se buscan todas las ofertas existentes que puedan interesar y se llama, y también se ofrece la autocandidatura en la propia empresa. También se pueden utilizar herramientas modernas como las redes sociales y las páginas web que funcionan como bolsas de empleo.

Primer error: no buscar. Segundo error: no hacer un seguimiento. Preguntar si existe alguna oferta nueva adaptada al perfil, llamar a las empresas para conocer si han recibido el currículum y existe algún puesto, mantenerse siempre disponible para recibir llamadas, actualizar las redes sociales y mostrar interés en nuevas empresas, etc.

No hay que suscribirse a todas las ofertas de empleo, sino más bien a aquellas en que se pueda aconsejar, hacer lo contrario puede ser contraproducente y sólo hará perder el tiempo. Si se buscan empleos específicos hay que buscar en sitios específicos.

No pensar en un plan de carrera. Para poder encontrar empleo, lo primero es tener un plan de carrera a corto y medio plazo para poderse colocar lo antes posible.

No utilizar todas las herramientas a tu disposición para la búsqueda de empleo. Hay que contar con todo lo que se tiene a mano para conseguir este objetivo.

No aprovechar la entrevista es un gran error, por eso se debe saber responder a todas las preguntas y aprovechar cada pregunta a favor. No informarse antes de la entrevista, no intentar conocer la empresa ni sus características, ni informarse del puesto que se tendría que desarrollar. Es muy importante planificar la entrevista antes de ella y pensar en posibles preguntas y respuestas. Mentir en las entrevistas de trabajo puede ser contraproducente ya que las mentiras se acaban descubriendo.

Tampoco es bueno utilizar el mismo currículum para todas las empresas, hay que saber personalizar e incluso puede ser buena una carta de presentación personal para cada empresa. No completar el perfil si se busca trabajo en internet.

La imagen es importante, un error muy grave es no tenerlo en cuenta. A la hora de presentarse en una empresa hay que acudir con una buena presencia, un buen aseo e higiene y una vestimenta adecuada, olvidando complementos que parezcan informales. Hay que descansar el día anterior, para tener un mejor aspecto, y levantarse antes para prepararse totalmente para la entrevista. La imagen también es importante en la red, y más ahora que muchas empresas la consultan antes de contratar a una persona, por ello es importante borrar huellas que no merecen conocerse o no poner material delicado en internet y redes sociales.

No comentar la experiencia laboral que se tiene, sólo recalcar en el tiempo trabajado y en la empresa, hay también que indicar las funciones que es lo que más interesará a la empresa que quiere contratarte. Si no se tiene experiencia no dejar este campo en blanco, se deben comentar las competencias y puntos fuertes que ayudarán a desarrollar el puesto.

No saber dónde buscar trabajo, no informarse acerca de las posibilidades existentes. Existen muchas oportunidades que se pueden aprovechar, y sin embargo muchas de ellas no las conocemos. No hay que tener miedo a que nos orienten si es necesario.

Intentar buscar un empleo con las expectativas muy altas es un error grave y sin flexibilidad. Muchas empresas preguntan las pretensiones laborales, no se debe esperar cobrar 5000 euros al mes en un primer empleo o trabajando 4 horas al día. Hay que poder adaptarse a la oferta, no ceder en todo pero no intentar no ceder en nada.

No establecer contactos, hay que mantener contactos profesionales que puedan ayudar a la hora de buscar empleo.

No tener paciencia. Muchas personas piensan que con buscar uno o dos días basta, o que si no lo han conseguido en determinado tiempo no lo van a conseguir más, cuando en realidad en ocasiones basta con estar en el lugar oportuno el momento correcto.

También te puede interesar...
To Top