Los seguros de responsabilidad civil

seguros responsabilidad civil
Recursos Humanos

La responsabilidad civil es la obligación de una persona de reparar el daño que ha causado a otro. Generalmente la persona que tiene que responder es la autora del daño, aunque existe ocasiones en que se debe afrontar daños por hechos ajenos, como en el caso de las empresas.

El objetivo de la responsabilidad civil es reparar el daño que se ha causado, restablecer el equilibro existente anterior. Cuando por acción, omisión o negligencia se causa un daño hay que repararlo.

El seguro de responsabilidad civil consiste en asegurarse en caso de que pueda pasar alguna de estas situaciones, tanto por las propias acciones como las de los empleados. El seguro de responsabilidad civil cubre las consecuencias de daños materiales, personales y perjuicios ocasionados a terceros durante la vigencia de la póliza y que sean consecuencia de la actividad descrita en ella.

Dentro de la responsabilidad civil se encuentran la contractual y la extracontractual. La que más se asegura es la extracontractual, ya que la con la contractual no quieren hacerse cargo muchas aseguradoras. Y es que la responsabilidad civil contractual consiste en que las partes han propuesto hacer una obra en x meses, entregar algo en x días, ofrecer una cantidad de producto en tal tiempo, etc. Más bien las aseguradoras ofrecen crear daños ocasionados por accidente, imprevisto o hecho súbito. En empresas se produce mucho la responsabilidad civil profesional, que es la que causa un autónomo, empresario o empresa como consecuencia de acciones y omisiones por la prestación de un servicio propio de la actividad profesional que realiza.

Ya que en el ejercicio de una profesión se pueden dar lugar a muchos imprevistos con consecuencias no deseadas, y mucho más en internet en el que muchas empresas ya trasladan sus negocios, sobre todo cuando se tiene personas a cargo, es necesario tener un seguro de responsabilidad civil que cubra estos imprevistos mediante una cuota.

Algunos de los daños que se pueden realizar por los que se tienen que proteger las empresas, empresarios y autónomos son:

  • Invasión de la privacidad
  • Infracción de propiedad intelectual
  • Daños por transmisión de virus
  • Daños a la reputación de terceras personas
  • Infracción de derechos de marca
  • Etc

Estos seguros no son obligatorios, pero sí es muy interesante cubrirse con ellos, ya que si surge algún imprevisto la empresa aseguradora se encarga de cubrir todos los gastos, y todo ello por una cuota al mes. Existen varias empresas aseguradoras que ofrecen este servicio, y varios servicios con sus precios según lo que cubran, así que en caso de querer este servicio es necesario comparar ofertas.

También te puede interesar...
To Top