Los tipos o acciones de formación continua

ministerio de trabajo
Formación Contí­nua

Una de las cuestiones que más deben importar a nivel laboral es la formación de los trabajadores, y es que hace algún tiempo y aún a día de hoy, a la formación no se le presta la suficiente atención sin saber que es una herramienta clave para mejorar la motivación y el rendimiento de los trabajadores dentro de la empresa.

Cuando un trabajador aprende una técnica nueva o nuevos aspectos relacionados con su trabajo, su manera de trabajar mejora pero también lo hace su rendimiento. Los conocimientos motivan por el crecimiento personal y profesional, pero también lo hacen de cara a la empresa en que pueden hacer las cosas de manera más fácil y rápida sin perder la calidad de su trabajo sino todo lo contrario.

Existen muchos elementos que mejoran la motivación y rendimiento del trabajador: sueldo, primas, comunicación interna, etc, pero una de ellas muy importante también es la formación.

Los tipos de formación continua que existen en la actualidad más importantes son:

    • Los masteres profesionales o privados.

Estos máster preparan al trabajador para el mercado laboral, pero sobre todo pueden ser una gran ayuda para especializarse más todavía en el puesto de trabajo. Si bien es cierto que es mejor un master profesional ya que la formación está reglada y existen convenios, los masteres privados también son una buena opción de aprendizaje y en ocasiones su precio es algo menor.

  • La formación profesional continua es un tipo de formación bastante interesante para trabajadores que se encuentra dentro de la Formación para el Empleo o FPE, y se trata de un tipo de formación que no es reglada por parte de centros de formación, ayuntamientos o sindicatos que ofrecen a los trabajadores nuevas bases y nuevas cuestiones relacionadas con el trabajo que van a desarrollar con el objetivo de adquirir nuevas habilidades y conocimientos para desempeñar mejor su puesto.
  • El aprendizaje lifelong learning, es aquel que ofrece la actualización continua de conocimientos del trabajador que permite una información continua al trabajador en el día a día. Es un tipo de aprendizaje permanente.
  • Los seminarios, conferencias o talleres son sistemas de formación continua de poco tiempo de duración pero que ofrecen nuevos aprendizajes a los trabajadores, ya sea por medio de nuevos conocimientos de interés y especilizaciones básicas o por medio de compartir impresiones con las otras personas que asisten. Esta formación puede ser práctica o de información, pero en todo caso siempre queda un espacio para la reflexión y el debate.
  • Los cursos de desarrollo profesional son aquellos que se especializan en ciertas competencias o habilidades para los trabajadores, son más conocimientos de mejora de habilidades que de conocimientos generales o sí. Son ideales para cualquier profesión y mejoran las competencias de los trabajadores mediante estas nuevas especializaciones.
  • Formación para el empleo y de la Fundación Tripartita. Son quizá alguno de los más conocidos específicamente para trabajadores, aunque conocemos todos los tipos de formación antes mencionados, y son aquellos que permiten a los trabajadores o desempleados obtener formación de modo gratuito de cara al trabajo que van a desempeñar. Cuentan con formación de demanda, formación de oferta, formación de alternancia y acciones de apoyo a la formación.

Dentro de la Formación para el Empleo y de la Fundación Tripartita hemos comentado cuatro tipos que mencionamos a continuación:

  1. La formación de demanda es aquella que se le da a los trabajadores ocupados por parte de la empresa aunque se financia parcialmente por medio de las bonificaciones que se descuentan de las cotizaciones a la seguridad social en materia de formación profesional. Abarca las acciones formativas y los permisos individuales de formación para responder a las necesidades de formación que se plantean a empresas y sus trabajadores.
  2. Las acciones de apoyo y de acompañamiento a la formación son estudios que ofrecen la calidad de formación para el empleo y se realizan por medio de varias acciones, que pueden ser cursos de nuevas tecnologías de información y comunicación, proyectos europeos como el Programa Leonardo y Equal y otras acciones a destacar.  Permiten una mejora de la eficacia del subsistema de formación profesional de cara al empleo.
  3. La formación de oferta consiste en aquella que se da a los trabajadores ofreciendo una gran oferta formativa renovada todos los años. Pueden ser prácticas, cursos u otras acciones para trabajadores en general. Están dirigidas principalmente a trabajadores desempleados para ofrecerles una formación para obtener un buen desempeño cualificado de cara al acceso al empleo y profesiones.
  4. La formación en alternancia combina el aprendizaje con el trabajo, y esto se puede hacer por medio de talleres de empleo o escuelas taller.
Estos son los principales tipos o acciones formativas de formación continua que se presentan para trabajadores en la actualidad, ya sea mediante un pago de cantidad económica o ayudas de cara a la seguridad social, pero sin duda una buena inversión para trabajadores y empresas que cada vez se encuentran más preparados para el mercado laboral. El acceso a este tipo de formaciones puede ser, como hemos dicho anteriormente, formación presencial, formación a distancia o blended learning, pero cada una de ellas cumple el mismo objetivo, la mejora a nivel profesional de los empleados de la empresa, lo que indice en una mejor productividad, rendimiento y estabilidad laboral en todos los aspectos.
To Top