Marketing, satisfacer necesidades

Marketing

Aunque el marketing pueda tener muchos enfoques y existan muchas orientaciones en el marketing, lo que está claro es que el marketing consiste en satisfacer necesidades, e incluso muchas veces crearlas para poder satisfacerlas.

El marketing consiste en un conjunto de actividades que buscan satisfacer las necesidades y deseos de los mercados pero también de los clientes. Existen muchas definiciones del marketing, pero muchas de ellas tienen en cuenta este aspecto. Por ejemplo, Philip Kotler dice que “el marketing es un proceso social y administrativo mediante el cual grupos e individuos obtienen lo que necesitan y desean a través de generar, intercambiar y ofrecer productos de valor con sus semejantes.

Las necesidades pueden estar relacionadas con las satisfacciones básicas, aunque también pueden tener que ver con satisfacciones más específicas. No todas las necesidades tienen por qué ser las elementales para la subsistencia.

Las necesidades también pueden ser concretas, inconcretas e irrealizables. Si una persona tiene sed se le puede dar de beber, si tiene hambre se le puede dar comida, estas son necesidades concretas, mientras que las inconcretas son para las personas con deseos intangibles. Las irrealizables son las que son imposibles de satisfacer, como la inmortalidad, los superpoderes y otros.

Las necesidades concretas son las más fáciles de satisfacer, mientras que las inconcretas se pueden ofrecer por medio de la exclusividad y el lujo, y las irrealizables suelen tener que ver con la pseudociencia y misticismo.

La pirámide de Maslow también ayuda a entender las necesidades, ya que es una pirámide que parte de una base con necesidades básicas y va elevándose hasta llegar a necesidades adicionales.

Para satisfacer las necesidad es de los clientes es necesario conocer el comportamiento del consumidor o sus necesidades, de manera que se deben hacer estudios con este objetivo y diseñar las estrategias de marketing en función a los objetivos que se persiguen, esto es, satisfacer a los clientes para conseguir unos objetivos mayores dentro de la empresa.

Se debe estudiar el comportamiento del consumidor, el que consume, compra o utiliza un producto o servicio, de manera que se sepa qué va a hacer, qué quiere, qué necesita, qué compraría, qué deseo o necesidad no se encuentra satisfecho. El consumidor debe ser el punto más importante a tener en cuenta en las estrategias de marketing, sabiendo qué compra, quién compra, cómo lo compra, por qué compra, cuándo compra, dónde compra, cuánto compra y cómo lo utiliza. En función a esto se hacen los estudios pertinentes para conocer sus necesidades concretas y la forma de satisfacerlas.

No hay que confundir necesidad (sensación de carencia de algo) con deseo (buscar la forma de satisfacer una necesidad) y demanda (la formulación del deseo).

También te puede interesar...
To Top