Network marketing

m
Marketing estratégico

El network marketing es un tipo de distribución de servicios y productos que pasan directamente al consumidor final sin distribuidores, lo que permite el consumo personal y conseguir ganancias por medio de recomendaciones. Podemos decir que empezó en 1934, cuando Rehnborg creó California Vitamins, ofreciendo complementos nutricionales por medio de vitaminas, creando lo que a día de hoy se puede llamar network marketing.

En la distribución habitual, los productos y servicios pasan por varios intermediarios, lo que hace que al final el precio se encarece. De esta manera, es posible conseguir promocionar el producto de esta manera, sin intermediarios que encarecen el producto cada uno de ellos según sus porcentajes de ganancia. Es una forma de introducir los productos sin intermediarios, pero ojo, se ofrecen como “oportunidad de negocio”.
Seguro que vistas estas tres palabras nos podemos dar cuenta de a qué se refiere, y es que no se vende puerta a puerta o a puerta fría (o sí) sino que se puede comprar directamente el producto y además vendérselo a otra persona que quiere el producto, y de esta manera ganar algo de dinero. Es una oportunidad de negocio con el que ganar dinero, pero que roza la delgada línea fina que se acerca al marketing piramidal.

Es interesante saber que es un tipo de negocio y de marketing que tiene cada vez más crecimiento, y es que lleva a consumidores y lleva a personas que quieren ganar dinero por medio del producto que se ofrece. Existen empresas con muchos años de experiencia en este tipo de distribución de productos y servicios y allí siguen, creciendo.

¿Aún no sabes lo que es el network marketing? Quizá te suene más marketing multinivel o MLM. Se ofrecen los productos al consumidor final por medio de distribuidores independientes, uno de los cuales puede ser cualquiera, y es que se presenta como un modelo de negocio para sacar beneficios. No se necesitan grandes inversiones, aunque la mayoría de las empresas exige un pequeño pedido inicial para ser distribuidor, y además se puede recibir asesoramiento para conseguir mayores ventas.

Por medio de esta oportunidad de negocio se pueden vender los productos o servicios a amigos, por medio de Internet o un blog que ya tiene cierta repercusión o incluso creando nuevos clientes o nuevos distribuidores que también pueden dar ganancias. En muchos casos, el porcentaje de ganancias por este medio puede llegar hasta el 40% de ganancia en productos e incluso más en servicios o productos digitales.

Hay que decir que, pese a la oportunidad de negocio que se puede abrir tras esto goza de muy mala fama por quienes no lo conocen a fondo o por quienes no son capaces de sacar el suficiente provecho de él, porque no es fácil de llevar.

To Top