¿Para qué sirve un MBA y qué se aprende estudiando este tipo de Máster?

Master MBA
Formación Empresarial

La formación y la enseñanza son fundamentales para crecer profesionalmente y acceder al mercado laboral. La importancia de contar con conocimientos especializados es un punto a favor que muchas empresas valoran por encima, en algunos casos, de la experiencia.

En concreto, la formación posgrado está muy bien valorada por muchas empresas, sobre todo, si hablamos de masters como los MBA ya que tienen una gran salida laboral.

Un MBA es el acrónimo inglés de Master of Business Administration que significa Máster en Administración y Dirección de Empresas. Un master o MBA es un curso de postgrado en el que los estudiantes se forman sobre todos los aspectos relativos con el ámbito de la gestión empresarial aunque se suelen especializar en la dirección.

¿Para qué sirve un MBA? 

Un MBA sirve para tener un puesto de trabajo en la gestión y dirección de empresas. En los cursos de MBA y en las Escuelas de Negocios donde se realizan estos estudios, sobre todo, en grandes ciudades como el  MBA en Madrid buscan formar y preparar a los alumnos para los roles de alta gerencia en los negocios.

Se forma a los estudiantes para desempeñar funciones de dirección en cualquier sector, área y departamento, incluida la contabilidad, las finanzas, el marketing y los recursos humanos. Algunos de los trabajos que se puede conseguir al acabar esta formación son los siguientes:

  • Gestor de fondos de inversión.
  • Jefe de Tecnología.
  • Gerente Financiero
  • Gerente de Servicios de Salud.
  • Gerente de Informática y Sistemas de Información.
  • Consultor de gestión de alta gama.
  • Director de Tecnología de la Información.
  • Banquero de inversión.
  • Y muchos más..

Aunque los MBA suelen ser principalmente para aquellos que buscan cambiar de carrera y sector profesional, por lo general, suele estar ligado a roles de finanzas o consultoría, pero también sirve para avanzar dentro de una carrera ya establecida. Un MBA puede abrir nuevas vías y proporcionarle nuevas habilidades en el lugar de trabajo para ascender hacia puestos de mayor responsabilidad.

Esto se debe a que la colocación en este tipo de estudios es muy elevada y suele superar el 90 %.

¿Qué se aprende en un Master MBA?

Este tipo de masters se suele impartir en diferentes idiomas y prepara a los ejecutivos del futuro de una forma diferente. Esto se debe a que las personas que dirigen, los ejecutivos, directivos tipo CEO, CTO o similares deben tener una preparación diferente a la del resto del personal.

Por eso se recurre a este tipo de estudios excepcionales que ofrecen unos resultados diferentes. Esto es debido a que suele combinar distintas formas de formación, online, presencial y mixto. Lo que da la posibilidad a los alumnos de adaptarse a su ritmo y estudio.

El motivo de hacer un master MBA es muy personal pero las razones para realizar este tipo de  formación es que se adquieren las habilidades y estrategias de negocio, se trata de un plan de estudios que ayudará al estudiante a tomar todo tipo de decisiones, pero sobre todo, saber cuáles son las más acertadas  para el logro de los objetivos y ejecutarlas en cualquier situación y ambiente.

En todo caso, el MBA no sólo permite acceder al mercado laboral, sino que posibilita saber cómo funciona una empresa por dentro en todas sus áreas y departamentos. 

Para ello, se estudia todo lo relacionado con las distintas áreas como finanzas, marketing, negocios, gestión de activos, producción, etcétera.

Y lo mismo sucede con los recursos humanos, la preparación también incluye el trato personal con los trabajadores y el desarrollo de capacidades de liderazgo. Y es que las empresas están formadas por personas de ahí la importancia de saber gestionarlas y conocer las técnicas para producir cambios en los comportamientos que permitan conseguir los objetivos de la compañia.

Un MBA es una inversión de futuro flexible y compatible con el desarrollo laboral ya que suele enseñar de una forma diferente. Estos estudios mezclan la teoría con la práctica de una forma totalmente efectiva para no sólo aprender, sino también practicar y saber aplicar los conocimentos en situaciones reales.

Para hacer lo anterior los profesores suelen usar casos de estudio prácticos donde se ponen a los alumnos en situaciones reales para saber cómo reaccionarían ante determinadas situaciones de estrés como entrevistas, reuniones, etcétera.

Y es que lo bueno de los MBA es que no sólo se estudia sobre la empresa, sino se aprende a hacer uso de habilidades internas o las conocidas como habilidades blandas como saber comunicarse, construcción de relaciones, orientación al cliente, autocontrol y saber ser líder o reconocer la empatía y estar atento a la sensibilidad interpersonal.

Este tipo de habilidades ayudan mucho en la gestión diaria con las personas y mejoran las relaciones, así como el trato con los trabajadores y personas. Tener estas cualidades mejoran el nivel profesional de los estudiantes que tienen más posibilidades de sobresalir en el mercado laboral.

La inversión en tiempo, esfuerzo y dinero en un MBA se compensa al acabar los estudios ya que esta formación abre las puertas a trabajar en un campo relacionado con los negocios, en la administración o como fundador de una empresa.

Por otro lado, los altos salarios que consiguen este tipo de perfiles hace que mucha gente se interese por formarse en este tipo de estudios en el que no sólo se estudia y se obtiene conocimiento, sino se prepara a llevar a cabo ese conocimiento y ponerlo en práctica.

To Top