Pasear perros como idea de negocio

pasear perros
Plan de negocio

Una buena  idea de negocio es pasear perros de otros. Aunque son muchas las personas en desempleo, son otras las que necesitan a alguien que se dediquen a labores que no pueden o quieren realizar, como pasear a sus perros.

¿Por qué es una buena idea de negocio y cómo ampliarla?

Incluso el negocio se puede ampliando cuidando a perros de personas que no quieren dejarlos solos cuando tienen que ir a alguna entrevista de trabajo, reunión importante o cualquier otra necesidad.

Es una idea de negocio que puede llegar a personas trabajadoras y a personas de una clase social más alta, en cuyo caso incluso se puede llevar a las mascotas al veterinario, al peluquero o a donde sea necesario.

Muchas personas tienen mascotas aunque no tengan tiempo o ganas de atenderlas, bien porque consideran que es bueno tenerlas o porque los niños las quieren, y prefieren pagar a una persona que se encarga de pasearlos antes que tener a los animales en casa encerrados o tener que encargarse de esa función.

Cualidades que se han de tener y cómo buscar clientes

Aunque es cierto que conocer a los perros y las razas es mucho mejor para tener un mayor desempeño en la labor, lo cierto es que para pasear perros no hay que tener grandes conocimientos, sólo hay que amar a los animales y tener tiempo que dedicar a esta función.

Para buscar clientes se puede poner anuncios en la calle, en las redes sociales e Internet, en sitios de anuncios clasificados de la ciudad, en el periódico, avisar a los contactos, amistades y vecinos. Seguro que se encuentra a alguna persona que esté interesada en el servicio o lo pueda estar en el futuro. Puede ser bueno entregar tarjetas de visita para que las personas las tengan a mano cuando sea necesario.

Cómo empezar el negocio: qué tener en cuenta

Es necesario pensar en las tarifas, teniendo en cuenta el tiempo que se dedicará a pasear el perro, la cantidad de veces que se le tenga que sacar de paseo, lo que hay que recorrer para llegar hasta los perros además de gastos de tiempo y dinero que pueda suponer la actividad.

Hay que tener en cuenta que cada persona puede pasear a un máximo de 4 perros a la vez, ya que si son más puede suceder que alguno se escape, aunque muchas personas prefieren pasear a los perros unitariamente. La excepción a esto puede ser la idea de ofrecer descuento a personas que contraten el paseo de más de una mascota. Generalmente los paseos suelen durar una hora en la que se tiene que llevar bolsas para recoger los excrementos y agua.

Recepción de solicitudes

Se recibe la llamada o solicitud del potencial cliente para negociar los términos del acuerdo. Una vez hecho esto, se acuerda con la persona el momento en que se va a recoger a la mascota y los detalles económicos del trabajo. Al recoger el perro conviene obtener datos de dónde localizar a la persona en caso de algún inconveniente, y tener a mano los datos de un veterinario de confianza.

Idea de negocio, incluso para crear una agencia

Pasear perros no es una labor complicada para los que aman a los animales. Si se organiza bien se puede crear un negocio muy rentable de ello, e incluso se puede hacer profesional de paseador de perros. Puede ser una actividad a complementar con los estudios, otros ingresos o un trabajo a jornada completa.

Hay quienes no se conforman con dedicarse a pasear perros, sino que crean una auténtica agencia de ello. Se puede contratar a otras personas para realizar estas funciones y hacer que crezca el negocio.

Es bueno formarse en las razas de perros, los cuidados, los auxilios básicos e incluso algunas nociones de entrenamiento, y formar a las personas que trabajan para la agencia. Y además es bueno contar con un plan B, por si algo falla.

Antes de contratar a otras personas hay que hacer una entrevista y conocer referencias, debe tratarse con personas en las que se confíe. Además, hay que tener en cuenta que en este caso hay que pagar impuestos, más gastos y trámites para llevar a cabo el negocio, incluso en muchos casos se cuenta con una oficina propia. Además, hay que mantenerse disponible para clientes y potenciales clientes.

En este último caso, hay que replantear los precios, promocionarse más, crear más tarjetas de visita e incluso ofrecer servicios de valor añadido para hacer todavía más grande el negocio.

También te puede interesar...
To Top