Pasos que se deben dar para realizar un benchmarketing

benchmarketing
Marketing

Realizar el benchmarketing es una nueva solución de la empresa para llegar a la excelencia y mejorar algún área funcional, por eso es un recurso que más empresas acaban realizando con el paso de tiempo. Antes de realizar este análisis se debe conocer si le hará un mayor beneficio a la empresa y si merece la pena, una vez valorado se realiza el benchmarketing según una serie de pasos generales que suelen cumplir las empresas.

Lo primero que hay que hacer en un buen análisis benchmarketing es determinar qué áreas funcionales o procesos son los que se van a estudiar con esta técnica, es decir, cuáles son las que se podrían beneficiar más del proceso.

Después se deben conseguir datos descriptivos y numéricos de las variables seleccionadas, proceso después del cual se deben analizar en profundidad.

Una vez realizado esto, el siguiente de los pasos del benchmarketing es seleccionar la empresa colaboradora que va a realizar el trabajo de análisis de benchmarketing y realizar la selección la propia empresa. En este último caso el siguiente paso es identificar el benchmark, la persona que tiene un mejor desempeño global en el área funcional o proceso que se ha estudiado, o incluso se puede seleccionar un benchmark con mayor desempeño global.

El siguiente paso consiste en determinar la brecha que existe, siendo la que ofrece una oportunidad de mejora, de paridad o nula o positiva. La oportunidad de mejora la ofrece un benchmark con desempeño superior, la nula no ofrece diferencia y la positiva quiere decir que el desempeño de la empresa supera al del benchmark. En esta determinación se debe analizar también por qué existe y cuáles son los factores que contribuyen a que exista.

Una vez seleccionada la brecha existente, se deben proyectar los niveles de desempeño futuro, lo que se debe mejorar en un plazo concreto, paso tras el cual se debe comunicar los descubrimientos del benchmarketing para implicar a las partes involucradas en el proceso.

Por supuesto, la fase más importante pasa por realizar un plan de acción en base a los resultados, ya que se hace el análisis con el objetivo de actuar en consecuencia y ofrecer una mejora hacia la excelencia. Los planes de acción tras un benchmarketing generalmente se limitan a cuatro tipos: adelantar a la competencia, cambiar las reglas, imitar a la competencia o hacerlo mejor.

Tras realizar este análisis el proceso no acaba aquí, ya que es importante hacer un seguimiento continuo, valorar el proceso en cuanto a resultados y seguir en busca de la mejora reevaluando este aspecto. Ya sea un benchmarketing interno (el más estudiado aquí) como el competitivo, funcional o genérico, todo este análisis busca la mejora en la empresa, un paso más hacia la excelencia, y lo excelente debe seguir evaluándose y analizándose con el paso del tiempo.

También te puede interesar...
To Top