Por qué crear empresas offshore

nuevas tecnologias empresa
Creación de empresas

Las empresas o sociedades offshore son empresas que se registran en un país, en la mayoría de los casos país fiscal, en que no se realizan actividades económicas o comerciales. Por esta razón también se les llama sociedades no residentes.

Son controladas por empresas o empresarios extranjeros que llevan sus negocios a otras zonas utilizando esta nueva ubicación como domicilio legal de la sociedad y aprovechándose de las ventajas que esto le supone ya que se acogen a regulaciones fiscales o legales muy favorables para la empresa.

Las empresas offshore están exentas de impuesto sobre sociedades y de tributos como el IVA, contribuciones sociales, impuesto de actividades económicas, por lo que sólo hay que pagar una cuota de registro al año. Otro de los fines de quien las crea es evitar el pago de impuestos sobre las personas físicas, como impuesto de transmisiones, de patrimonio, la declaración de la renta, etc.

Las empresas offshore presentan una serie de ventajas interesantes con respecto al resto de empresas, y esto es lo que las hace atractivas con respecto a las empresas convencionales.

Algunas de las ventajas principales de las empresas offshore son:

  • Ventajas fiscales
  • Facilidad, rapidez y sencillez en la constitución de las empresas. Pueden ser creadas en menos de 2 días y con necesidad de pocos papeleos
  • Se puede volver a domiciliar la empresa en otra jurisdicción de manera sencilla continuando la actividad
  • Se puede invertir de manera más sencilla ya que no se encuentran sometidas a regulaciones de inversión
  • En la mayoría de las ocasiones no es necesario aportar capital para constituir la empresa
  • Economía en el coste de constitución. Puede no llegar ni a los 800 euros de constitución de la sociedad
  • La administración es económica y sencilla. En muchos países no se exige presentar cuentas anuales ni otros trámites, por lo que se puede llevar la contabilidad y actividades como se quiera
  • Confidencialidad, ya que no se encuentran en ningún registro público ofreciendo mayor protección de la privacidad

Muchas empresas también recurren al offshoring para estar más cerca de los clientes de las zonas a las que quieren llegar, para gastar menos en mano de obra o cualquier otra reducción de costos, porque existen menos normativas gubernamentales o por cualquier otro beneficio que este tipo de empresas puede aportarles.

Por su puesto, siguen existiendo muchas razones también para seguir creando empresas convencionales y no recurrir en todos los casos a empresas offshore, y esto hace que muchas personas no recurran a esta opción. Cada una de las modalidades de empresa ofrece sus ventajas y sus características particulares, por lo que es la persona que crea la empresa la que decide lo que más le conviene.

To Top