Qué es el employer branding y todos los beneficios que tiene para tu negocio

acciones-employer-branding
Recursos Humanos

¿A quién no le gustaría contar en su empresa con los mejores trabajadores de su sector? Es normal, tener talento entre tus filas solo tiene cosas positivas pero, con toda la competencia que existe, resulta difícil contratarlo.

¿Te imaginas que fuesen ese tipo de personas las que buscasen trabajar para ti y no tener que salir a buscarlas? Pues en eso consiste el employer branding. En este post te contamos qué es, todas sus ventajas y cómo implementarlo en tu negocio.

Gracias a él, te convertirás en la empresa en la que todo el mundo quiere trabajar.

 

Qué es el employer branding

Como solemos hacer todo el mundo cuando no sabemos qué es algo, vamos a la Wikipedia para ver su definición:

Un término que se usa comúnmente para describir la reputación de una organización como empleadora, y su propuesta de valor hacia los empleados.

En definitiva, el employer branding consiste en crear una imagen atractiva de tu empresa para que las personas quieran trabajar para ti.

Tiene su origen en Estados Unidos durante la década de los 60, y consigue su mayor auge con la llegada de los 80.

En España, donde se le conoce como “marca empleadora”, es en estos últimos años cuando está empezado a ponerse de moda como estrategia de recursos humanos.

 

Ventajas y desventajas del employer branding

El employer branding ha llegado para quedarese, y eso se debe a los estupendos beneficios que aporta a tu empresa.

 

Ventajas

  • Talento: si tienes interés en contratar a los trabajadores con mayor talento de tu sector, el employer branding es tu mejor reclamo. Piensa que son personas que pueden elegir dónde trabajar y buscan algo más que un buen sueldo.
  • Retiene a tus empelados: que un trabajador deja tu empresa por decisión propia, influye de manera negativa en tu negocio: pérdida de conocimientos, falta de mano de obra, tener que iniciar un proceso de selección, etc.
  • Engagement: lograrás que tus empleados vean tu negocio como algo más que el lugar donde van a trabajar, algo que los hará más felices y, por tanto, mucho más productivos.
  • Employer of choice: te conviertes en una empresa referente, donde todo el mundo querrá trabajar.
  • Resultados positivos: todas esas ventajas, redundan en que tu negocio irá viento en popa.

 

Desventajas

  • Proceso largo: como es evidente, posicionarte como una empresa que destaque frente a toda su competencia en el modo de tratar a sus trabajadores, lleva un tiempo.
  • Costoso: no es un proceso que pueda realizar una sola persona, y además, necesitas un departamento de recursos humanos especializado en esta estrategia.

 

Los pasos a seguir para hacer un plan de employer branding

Llega el momento de ponerse manos a la obra y, para que consigas una estrategia de employer branding correcta, queremos enseñarte cómo diseñarla.

Estos son los pasos que debes seguir.

 

1. Define tus metas

Todo plan de employer branding debe empezar teniendo claro sus objetivos.

Hasta ahora, hemos hablado solo de convertirte en la empresa en la que todo el mundo querrá trabajar, pero sirve para mucho más:

  • Atraer talento: ya hemos hablando antes de que se trata de una herramienta ideal para captar a esos trabajadores que destacan frente al resto y darán un plus a tu negocio.
  • Mejorar el clima: también puede ayudar a crear un ambiente de trabajo que sea favorable y amable. Es algo que muchas personas valoran a la hora de elegir un trabajo.
  • Incentivar: resulta muy útil para conseguir empleados extramotivados, que aportarán ideas nuevas y serán más productivos.
  • Retener: si una persona se encuentra a gusto en su puesto de trabajo, no tendrá motivos para abandonarlo. Y ya hemos visto antes como influye de forma negativa eso.
  • Reforzar: y por supuesto, si ya te conocen en tu sector como una empresa que cuida a sus trabajadores, ayuda a afianzar esa posición frente a toda tu competencia.

Una vez que tengas claro cuáles son los objetivos que quieres lograr, es hora de ir a por el segundo paso.

 

2. ¿Qué ofreces que los demás no?

Toca mirarte a ti mismo y preguntar cuál es tu propuesta de valor, qué tienes tú para que alguien elija trabajar contigo en vez de irse con otro.

Pueden ser aspectos como:

Se trata de responder a una pregunta muy sencilla que el futuro trabajador hará:

“¿Por qué debería de elegir tu empresa en vez de aceptar la oferta de la competencia?”

Todo tu plan de employer branding debe girar en torno a contestar esa cuestión.

 

3. Los canales para difundir tu oferta

Una de las dudas más comunes a la hora de sacar una oferta de empleo nueva, es elegir los lugares por los que queremos propagarla.

Utilizar tus redes sociales para divulgar las vacantes en tu empresa es una estrategia muy buena. Y su tienes un blog, también puedes utilizarlo para que todo el mundo sepa que buscas trabajadores.

Sea lo que sea, lo que tienes que tener claro es que tienes que las nuevas tecnologías son tu gran aliado para llegar a todo el mundo.

Eso sí, mejor si evitas formularios muy extensos y aburridos necesarios para formar parte del proceso de selección. Lo único que consiguen es espantar a los candidatos.

 

4. La redacción de la oferta

Puede que la lectura de la oferta sea el primer contacto que una persona tenga con tu negocio, así que esfuérzate en transmitir tu propuesta de valor con ella.

Olvídate las estructuras más típicas y ve más allá. Cuenta por qué tu empresa es el mejor lugar para iniciar una nueva etapa profesional, indica el tipo de trabajador que buscas (no solo en conocimientos, sino en forma de ser), etc…

En definitiva, tiene que quedar el perfil que buscas y todo lo que ofreces frente a tu competencia.

 

5. Durante las entrevistas de trabajo

El lugar en el que demostrar que todo lo que le has contado y escuchado sobre lo estupendo que es trabajar para ti, es real.

Algunos elementos a tener en cuenta en este punto son:

  • La forma de realizar la entrevista.
  • Cómo recibes al candidato.
  • Las preguntas que le haces.
  • La información que le das sobre tu empresa.
  • Etc.

La clave está en que, resulte o no seleccionado, la persona sienta en todo momento que importa y que no es un candidato más.

 

6. En el día a día

Es importante para los recién llegados sentir que la empresa se preocupa para que su integración en el equipo sea lo más sencilla posible.

Ahí es donde se ve si de verdad si el empleador se preocupa por cuidar la imagen que proyecta de puertas para afuera.

Pero esto no solo debe de hacerse con los nuevos.

El employer branding no consiste en “captar” a personas con falsas promesas. Una vez que forman parte de tu plantilla, debes asegurarte que cumples con lo prometido.

 

7. Mide los resultados

Para saber si tu estrategia está dando resultados, debes usar métricas.

¿Cuáles? Todo dependerá de los objetivos que te hayas marcado:

  • Calidad de los empleados.
  • Número de personas que han rechazado tu oferta.
  • Tasa de retención de los trabajadores.
  • Grado de satisfacción con el puesto que desempeñan.
  • Etc.

Esos son algunos de los datos que puedes observar para saber si vas por buen camino.

 

Ejemplos de employer branding en grandes empresas

Para que todo quede más claro, vamos a mostrarte cómo varias empresas entienden el employer branding.

 

1. Google

Seguro que conforme ibas leyendo el post, más de una vez te ha venido a la cabeza esta compañía. No en vano, es el paradigma de lo que muchas personas consideran cuidar a sus empleados.

Pero por si hay alguien que todavía no sabe qué ofrece el gigante de Internet a sus trabajadores, os dejamos un vídeo.

¿Quién no querría trabajar en una oficina así?

 

2. Vips

Está quizás sea más desconocida, pero la cadena de restaurantes cuida a sus empleados con beneficios como:

  • Trabajo a la carta.
  • Descuentos.
  • Formación continua.
  • Etc.

¿Quieres saber qué más ofrece? Puedes verlo en su web.

 

3. Affinity

Ganadora el VIII Premio Factor Humà Mercè Sala, que reconoce a las empresas por su buena gestión de sus empleados.

Solidaridad entre compañeros, una dirección que busca la superación y el amor por los animales forman parte de su employer branding.

 

¿Listo para llevar a tu empresa al siguiente nivel gracias al employer branding?

Imaginamos que, después de leer el post, estás deseando implementar el employer branding en tu compañía.

Pero antes de ponerte con él, ¿qué te ha parecido? ¿Ya lo conocías? ¿Tu empresa cuenta con uno?

Aprovecha los comentarios para proyectar tu employer branding. 😉

To Top