Comprende qué es un marketplace, sus ventajas, inconvenientes y por qué cada día son más populares en Internet

eCommerce

¿Sabías que solo en el primer trimestre de 2018, las ventas online en España supusieron más de 9.300 millones de euros? Y lo mejor de todo es que es una cifra en aumento.

Pues según el V estudio Anual de eCommerce en España, 9 de cada 10 de esas personas usaron un marketplace para comparar precios.

¿No sabes qué es un marketplace? Pues si tienes un negocio, te acabamos de demostrar con datos que te estás perdiendo un trozo de un pastel bastante goloso.

Por suerte tiene fácil solución, leer este post en el que te contamos todo lo que necesitas saber sobre este tema.

¡No te quedes sin tu parte!

 

Qué es un marketplace online

Explicado de una manera muy simplificada, un marketplace (conocidos también como e-marketplace) es una tienda online donde venden sus productos otras tiendas.

Algo así como un comercio de comercios.

Si buscas una definición de marketplace más técnica, se trata de una plataforma electrónica creada y gestionada por un tercero ajeno a un negocio, donde se juntan el vendedor y el comprador.

Esa definición no es nuestra, sino una versión de la que hace la Wikipedia.

Hay que imaginar un marketplace como un mercado de toda la vida de una ciudad. Un lugar en el que se asientan otros negocios y la gente acude a ellos a comprar en vez de a una tienda física en la calle.

Y aunque puede que no te suene el concepto, seguro que sí algunos de los más conocidos:

  • Amazon.
  • Ebay.
  • Airbnb.
  • Aliexpress.

Como ves, algunas de webs más famosas son marketplaces.

 

Ventajas de un marketplace

Este tipo de portales nació casi a la vez que el propio Internet y a día de hoy, siguen gozando de mucho éxito.

¿El motivo? Obvio, funcionan muy bien.

Y lo mejor es que lo hacen tanto para las empresas como para los compradores pero, como en este blog nos centramos en los primeros, te contamos todos los beneficios que tiene para tu negocio estar en un marketplace.

 

1. Es más barato

Junto al dropshipping, el marketplace es uno de los canales de distribución más económicos para vender tus productos y servicios por Internet.

Básicamente porque en la mayoría de ellos la inversión es cero, así que solo tienes que subir lo que sea que vendas a su plataforma y empezar a ganar dinero.

 

2. Generas más confianza

Sobre todo en las primeras fases de tu negocio, cuando nadie lo conoce y no saben si eres de fiar o no.

Y es que, ¿cuántas veces has buscado un producto en Internet, has dado con una web que no conoces y no compraste por desconfianza? Sin embargo, si el producto está en Amazon o Ebay, es más difícil que eso pase.

Pues lo mismo ocurre con tu negocio.

 

3. Llegas a más gente

Junto a su baja inversión, la otra gran ventaja es que te permiten alcanzar un número de potenciales clientes muy elevado por diferentes motivos.

Para empezar, porque si eliges un buen marketplace, estará posicionado en los principales buscadores, lo que significa que tus productos y servicios también lo estarán.

Y si es muy potente, incluso la gente acudirá a él de forma directa.

Pero además hay algo con lo que quizás no cuentes, los productos o servicios relacionados.

Imagina que vendes fundas para instrumentos musicales a través de un marketplace, y que una persona accede a él buscando una guitarra eléctrica. ¿No crees que también buscará cómo protegerla y transportarla?

Pues sorpresa, ahí está tu negocio. 😉

Todo esto obviando que Internet es un mercado internacional y por tanto, todo el planeta puede comprar en tu tienda.

¿Estás interesado en vender en todo el mundo? Entonces debes conocerlo todo sobre las aduanas.

 

4. Otra forma de venta más

«Yo ya tengo mi tienda online bien posicionada y funcionando, así que no necesito un marketplace«.

¿Piensas eso? Puedes tener razón, aunque te preguntamos, ¿por qué no aprovechar todas sus ventajas?

Vale que no lo uses para vender tus principales productos o servicios, pero para entrar en otros mercados minimizando los riesgos son una opción muy válida.

Incluso puedes usarlos para comerciar con algo que poco o nada tenga que ver con tu negocio.

O como outlet si no quieres tener esta sección en tu web…

 

Desventajas de un marketplace

No es oro todo lo que reluce y por supuesto, usar un marketplace para vender también tiene un lado amargo.

 

1. El marketplace tiene mucho poder

Pero mucho.

Primero, él decide las reglas del juego y si no las cumples, te puede hacer desaparecer en un momento, por lo que toca adaptarse a ellas.

Además, también elige el orden por el que muestra los artículos, así que aparecer por encima de tu competencia no depende de ti.

Por no hablar de que si echa el cierre, también lo harás tú.

 

2. Tu competencia también está

Al ser una especie de catálogo de empresas online, otras marcas que venden lo mismo que tú también están presentes.

Eso, unido a lo difícil que puede ser diferenciarse de tu competencia, es una de las grandes desventajas de los marketplaces.

 

3. El margen de beneficio se reduce

Más que nada, porque el portal se queda un porcentaje de cada venta que haces. Solo por eso, tu margen de beneficio se reduce.

 

4. Tus clientes no son tus clientes

Suena contradictorio pero si lo piensas, verás que tiene mucha lógica.

Porque aunque alguien compre tus artículos, en realidad es cliente del marketplace, y es él el que gestiona todo el proceso.

Por no hablar que es el que posee su correo electrónico, el que conoce cómo se comporta dentro del portal, etc…

En definitiva, el marketplace tiene todo lo que necesita para fidelizar a los clientes y hacer una buena gestión de estos.

 

¿Tienes algo que decir sobre los marketplaces?

Por ejemplo, ¿sabías qué es un marketplace? ¿Vendes tus productos o servicios en uno? ¿Alguna vez los has usado? ¿Cómo ha sido tu experiencia?

Puedes responder a esas preguntar, o contarnos cualquier otro aspecto referente y para ello, tienes los comentarios justo debajo.

Queremos saber que hay alguien al otro lado de la pantalla así que… ¡No te vayas sin comentar! 😉

To Top