Saltar al contenido

¿Qué seguro debe tener una empresa?

Cualquier empresa actual debería tener constancia sobre la necesidad y las grandes ventajas de contar con un seguro corporativo que pueda cubrir los principales imprevistos que suelen surgir en el desarrollo normal de una actividad profesional. 

De esta forma, el seguro necesario para la gerencia de una empresa facilita cualquier trámite y puede cubrir ciertos gastos asociados a la responsabilidad civil en relación a terceras personas. Cuestiones como la atención al cliente, la venta al público, la entrega de mercancías o la oferta de servicios son susceptibles de asociar gastos por errores a la empresa. 

Así, gracias a la contratación de un seguro corporativo de responsabilidad civil, cualquier empresa puede sufragar de manera muy sencilla y cómoda el pago de este tipo de imprevistos. Los seguros corporativos son, a día de hoy, indispensables para cubrir daños o perjuicios a terceras personas, mejorar la defensa jurídica del negocio o atender de manera óptima las reclamaciones de los clientes. 

En este sentido, existen infinidad de pólizas de seguros de responsabilidad civil, completamente adaptados a las necesidades de cada empresa y que aportan soluciones eficaces y sin complicaciones. 

Seguros adaptados a las actividades profesionales

Dentro del mundo corporativo, existen miles de realidades profesionales diferentes, prácticamente una por cada negocio. Esta cuestión, probablemente, nos lleve a preguntarnos acerca de qué seguro corporativo puede necesitar una empresa. 

En este sentido, lo cierto es que, debido a la legislación, muchos negocios deben contratar ciertos seguros obligatorios y otros optativos que les ayudarán a conseguir una mayor seguridad para el desarrollo de las actividades laborales. 

Así, lo mejor es contratar siempre seguros con pólizas de calidad, que verdaderamente aseguren cada uno de los puntos de riesgo del negocio y cubran, entre otros, la responsabilidad civil general o de explotación, la defensa ante reclamaciones y gastos judiciales o la responsabilidad civil patronal o inmobiliaria. Así, tanto las propias actividades laborales como los productos o la calidad de los servicios se aseguran, cuentan con un apoyo constante por parte de la aseguradora, que ofrece asesoramiento y liquidez para cubrir gastos derivados y asegurar la protección del patrimonio. 

Las ventajas de contar con un seguro corporativo de responsabilidad civil

Las ventajas para una empresa de contar con un seguro corporativo de responsabilidad civil son verdaderamente interesantes. Un seguro que proteja el negocio, garantice sus buenas prácticas y cubra algunos de los principales inconvenientes que pueden surgir a diario en el desarrollo de una actividad profesional es totalmente indispensable para asegurar el éxito y una óptima rentabilidad. 

Protege el patrimonio

La principal ventaja de cualquier seguro corporativo es que nos ayuda a proteger el patrimonio del negocio, sea cual sea su sector o especialidad. La protección del patrimonio en una empresa es indispensable para poder cubrir cualquier gasto asociado a errores logísticos o de calidad que puedan afecta al desarrollo de la actividad.

Al fin y al cabo, estas coberturas están pensadas para garantizar las buenas prácticas, solventar gastos concretos o cubrir errores, averías o cuestiones de mantenimiento. 

Garantiza la continuidad del negocio

Otra de las grandes ventajas de contar con un seguro corporativo es que estaremos invirtiendo en un servicio que garantiza la continuidad del negocio. Con un seguro corporativo estaremos completamente cubiertos ante cualquier imprevisto, de forma que no se tendrá que sacrificar la salud financiera de ninguna empresa por tener que hacer frente a una sanción económica, a la reparación de un equipo técnico o a ciertos gastos judiciales, entre otras cuestiones. 

En muchas ocasiones, cientos de empresas se ven obligadas a cerrar las puertas del negocio por no poder hacer frente a ciertos pagos, algo que con un seguro corporativo se puede solucionar de forma confiable y rápida. 

Seguridad para los trabajadores y la empresa

La seguridad de los trabajadores así como del desarrollo diario de la propia empresa es un valor de riesgo con que cualquier emprendedor debe tener en cuenta en su negocio. En este sentido, un seguro corporativo nos ayudaría a cubrir estos gastos derivados, por ejemplo, de una mala praxis, de la actuación concreta de los empleados en su desempeño laboral o sobre cuestiones de seguridad y prevención de riesgos en la empresa. 

Así, también se pueden cubrir gastos asociados a la explotación del negocio, como la utilización de cierta maquinaria, la gestión del almacenaje y la logística de las mercancías, así como también de cada uno de los trabajos realizados. 

Cobertura en daños a terceros

En este sentido, las coberturas de un seguro corporativo en cuestion de daños a terceros nos permiten contar con una seguridad a la hora de garantizar la buena realización de las actividades de cada negocio, tanto dentro como fuera de sus instalaciones. Así, los daños ocasionados a clientes, proveedores o mercancías se cubren con un seguro que, además de gestionar todos los trámites, garantiza la protección del capital y sufraga los gastos derivados. 

Defensa jurídica personalizada

Finalmente, la última de las ventajas de contar con un seguro corporativo es que este tipo de pólizas incluyen la defensa y asesoramiento jurídico personalizado, especializado en cuestiones corporativas. Con esta cobertura, cualquier empresa puede solucionar sus dudas, optimizar procesos administrativos y jurídicos, así como tener resguardada su defensa civil o penal y los costes asociados a ella, garantizando la responsabilidad civil de cualquier negocio.