Street marketing: consigue clientes saliendo a la calle

street marketing barcelona
Marketing directo

¿Has pensado en promocionar tus productos y servicios en un lugar público? No es un disparate, sino una técnica que solemos olvidar y da muy buenos resultados. Se trata del street marketing.

Si te gusta interaccionar con tus posibles clientes y buscar la originalidad en la presentación de tus productos y servicios, este artículo es para ti. Te explicaremos qué es el street marketing, cómo fue su origen y cómo planear una campaña. También te mostraremos varios vídeos bastante impactantes de campañas realizadas.

¿Te animas a conocer las estrategias de marketing más rompedoras? ¡Vamos allá!

 

¿Qué es street marketing?

Como suele ser habitual en Gestion.org, comenzamos con una definición.

Street marketing es un término que se utiliza para hablar de las técnicas de comercialización utilizadas para promocionar productos y servicios de forma no convencional en los lugares públicos, la mayoría de ellas en la calle.

Por tanto, las acciones de marketing se realizan en calles, centros comerciales u otros lugares públicos.

Su objetivo, como otras estrategias de marketing, es hacer llegar al consumidor las ventajas de un producto o servicio de la forma más rentable y directa posible. En este caso, se busca el factor sorpresa, que provocará, además de una incitación a la compra, un sentimiento que fidelizará al cliente.

No trata de insertar simples vallas publicitarias en la calle, sino que más bien se compone de un conjunto de técnicas y prácticas con el objetivo de establecer un contacto directo con los clientes incitando su reacción emocional, de manera que las personas recuerden qué empresa les ha hecho vivir esa experiencia nada convencional.

 

¿Cómo y cuándo nace el street marketing?

Las empresas se han dado cuenta de que no basta con esperar a que el cliente llegue, sino que hay que ir a él. Llamar su atención en la calle con campañas atractivas y originales es una buena forma de conseguirlo.

Esta técnica se inició porque las empresas, principalmente las pequeñas, necesitaban atraer clientes en vez de tener que esperar a que entraran en la tienda. De esta manera buscaron nuevos métodos para difundir sus productos a los potenciales clientes.

El marketing de calle lleva toda la vida con nosotros, pero el origen de las campañas modernas fue en Francia, en los años 50. El producto que se buscaba vender fue la crema de protección solar de la marca Ambre Solaire, que todavía podemos adquirir en cualquier establecimiento. Dicho producto estaba de lanzamiento. La estrategia consistió en trasladarse a las playas e ir repartiendo muestras a las personas que estaban en las tumbonas.

Esto fue solo el principio. El street marketing avanzó y paso de ser sólo marketing de calles a realizar prácticas innovadoras para la promoción que generan además un sentimiento positivo en torno a la marca y engancha a los clientes.

 

Ventajas del street marketing

Lo bueno de estas técnicas es que llaman especialmente la atención y no necesitan grandes cantidades de dinero, sólo un poco de imaginación y tiempo para diseñar las estrategias. Podríamos decir que es una técnica que pertenece al marketing de guerrilla, debido a lo poco convencional que son sus estrategias, aunque en este caso las campañas solo se destinan a lugares públicos.

Se trata de una técnica que da importancia sobre todo a la originalidad y su coste no tiene por qué ser alto. El street marketing te permitirá, además de promocionar un producto o servicio, crear una estrategia que ayude a mejorar tu imagen de marca. Así tu empresa podrá posicionarse como una de las referentes del sector.

 

Cómo desarrollar una estrategia de street marketing

Las estrategias de street marketing de calle requieren originalidad, pero también organización. Por eso te damos una serie de pautas que te conviene seguir para que tu campaña sea exitosa.

 

1. Planificación

La planificación de cualquier campaña comienza por responder una serie de preguntas:

  • ¿Qué quiero promocionar?
  • ¿Quién es mi público objetivo?
  • ¿Por qué voy a realizar esta campaña?
  • ¿Para qué hago esta campaña?
  • ¿Dónde se llevará a cabo la acción de calle?
  • ¿Cuándo se hará?

Una vez que tengas estas preguntas respondidas, no olvides que en la campaña debes destacar los aspectos importantes de la marca y su imagen.

 

2. Permiso de utilización de espacio público

Ten en cuenta que realizar ciertas acciones en la calle puede requerir un permiso por parte de los ayuntamientos. En principio, cuanto más conocido eres, más fácil será que te lo concedan.

 

3. Difunde las campañas apoyándote en el marketing digital

Aunque el marketing de calle sea algo palpable, no olvides difundir también por Internet. Las redes sociales son muy eficaces para propagar información.

4. Busca el lado emocional para impresionar al público

Ante determinadas situaciones, todos reímos o lloramos. Esto es lo que trata de explotar el marketing emocional, que es una disciplina basada en llegar al público objetivo provocando emociones.

 

5. Graba las escenas en vídeo

Quizá no todo el mundo ha visto tu campaña, por eso debes grabarla y subirla a la red (YouTube o Vimeo), compartir el vídeo en las redes sociales o bien colgar el vídeo en la web de tu empresa. Es otra forma de impresionar que queda ahí para la posteridad.

 

En definitiva, para realizar una estrategia de marketing rentable, las empresas seleccionan las zonas donde se van a desarrollar las campañas, así como el plan para conseguir los medios y el mercado objetivo. El objetivo de estas estrategias es captar la atención de potenciales consumidores y aumentar el valor de sus campañas. Desde hace un tiempo, se ha convertido en una disciplina con gran crecimiento.

Todas las campañas deben contar con una estrategia estudiada que permita monitorizar todos los pasos a seguir a la hora de lanzar el proyecto. Así, se pueden medir los resultados y asegurarse de que se alcanzan los objetivos. Sin una estrategia adecuada y bien estudiada, las pretensiones y afán de éxito se pueden convertir en un arma de doble filo que llevará al fracaso de la campaña.

 

Tipos de campañas de street marketing

Los tipos de street marketing más básicos y también más habituales son los folletos, flyers o publicidad impresa. Hablamos de campañas más elaboradas si mencionamos los stands, los juegos de calle, las plataformas recreativas, espectáculos en la calle, etc.

Se necesita sobre todo mucha imaginación y creatividad. Si bien la publicidad impresa y los stand son los más conocidos, precisamente existen otros métodos innovadores que pueden llegar más a la mente de los potenciales clientes, y es labor de la empresa dar con estas técnicas y aplicarlas, como también lo es seleccionar la zona idónea para llevarlos a cabo.

 

Ejemplos de street marketing

Te dejamos algunos ejemplos de street marketing que seguro te sorprenden.

 TomTom en Madrid

Heineken en Japón

Edreams en el metro de Madrid

 

La escudería de Fórmula 1 Red Bull en el centro de Londres

¿Crees que el marketing de calle puede ser una buena estrategia para tu empresa?

¿Que te parecen los vídeos? Como dice el titulo de este post, para hacer una buena campaña de street marketing debemos sacar a la calle lo mejor de nuestra creatividad.

¿Crees que el street markting puede ser una estrategia viable para tus productos y servicios? ¿Ya lo has utilizado y te ha dado buenos resultados? Si tienes alguna experiencia, cuéntanosla en la zona de comentarios. Aprenderemos de ti y además pasaremos un rato divertido.

 

To Top