Tipos de impuestos: conoce los más relevantes y los criterios de clasificación que utilizan los economistas

tipos de impuestos
Fiscalidad

A poca experiencia que tengas en el pago de impuestos seguro que eres consciente de la gran cantidad de estos que existen en el sistema tributario español. En este artículo vamos a hacer una síntesis de los más importantes, así que prepárate para conocer los tipos de impuestos que existen en España.

El estudio de los tipos de impuestos puede hacerse de varias formas. Podemos clasificarlos según una serie de características comunes, o bien simplemente conociendo cada tributo por su nombre.

En este artículo vamos a hacer una síntesis de estas dos modalidades. No te entretenemos más y comenzamos ya.

 

👉Clasificación de los impuestos

Los tipos de impuestos se pueden clasificar de varias formas:

  • Directos e indirectos.
  • Progresivos o regresivos.

Hay más formas de clasificar los impuestos pero nos vamos a centrar sobre todo en estas dos, ya que aquí entran los impuestos más importantes y conocidos de España.

 

👉Tipos de impuestos directos e indirectos

Los impuestos directos son aquellos que gravan los ingresos de los ciudadanos. Por tanto, cada persona física o jurídica tiene que abonar la cuota correspondiente en función de los criterios que establezcan las leyes que regulan cada uno de los impuestos.

Por otro lado tenemos los impuestos indirectos. Estos gravan las transmisiones de bienes o derechos y el consumo. Aquí no importa la persona que paga el impuesto ni sus ingresos.

Los tipos de impuestos directos más relevantes que tenemos en España son:

  • Impuesto sobre la renta de las personas físicas: en este impuesto cada persona física tiene que declarar sus rentas del trabajo y sus rentas del capital y se paga lo correspondiente por ellas. Ha de presentarse una vez al año, lo cual corresponde con el ejercicio fiscal.
  • Impuesto sobre el patrimonio: se aplica sobre el patrimonio de las personas físicas. Para calcularlo se tienen en cuenta los bienes que se poseen, así como las deudas y obligaciones de las que se deban responder.
  • Impuesto sobre sociedades: se trata de un tributo que grava el beneficio neto que tienen las sociedades. Hay distintos tipos de gravamen en el impuesto de sociedades, aunque lo considerado estándar es declarar un 25% del beneficio neto de la empresa.
  • Impuesto sobre la renta de no residentes: es un impuesto bastante similar al impuesto sobre la renta de las personas físicas. Se aplica en los casos de personas que obtienen rentas en España pero no residen en el país.
  • Impuesto sobre sucesiones y donaciones: este impuesto se aplica cuando se recibe una herencia, una donación o cantidades procedentes de seguros de vida, en este último caso siempre y cuando el contratante sea una persona distinta del beneficiario.
  • Impuesto sobre actividades económicas: el impuesto que nos ocupa afecta a personas físicas o jurídicas siempre que desarrollen actividades económicas. Es decir, siempre que haya un negocio, que puede llevar a cabo un profesional autónomo o una sociedad. Siempre que exista una actividad económica hay que estar dado de alta en el impuesto, aunque siempre tendrá que pagarse.

 

Los tipos de impuestos indirectos más importantes del sistema tributario español son:

  • Impuesto sobre el valor añadido: este tributo se aplica sobre todas las compras de productos y servicios. Siempre que compres lo que sea o contrates un servicio, has de tener en cuenta que el precio final llevará incluido una cantidad de IVA. El IVA estándar en España es del 21%, habiendo también tipos del 10% y del 4%. Este último se aplica a productos de primera necesidad.
  • Impuesto de transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados: este impuesto se aplica a las transmisiones patrimoniales onerosas, las operaciones societarias y a los actos jurídicos documentados. Por ejemplo, si en lugar de comprar tu coche en un concesionario se lo compras a un amigo no tienes que pagar el IVA sino el impuesto de transmisiones patrimoniales. Lo mismo ocurre cuando firmas una escritura ya que se trata de un acto jurídico documentado.
  • Impuestos especiales: estos impuestos son aquellos que gravan solo algunos tipos muy determinados de productos. Se comportan de manera muy similar al IVA, solo que gravan productos específicos. Los impuestos especiales en España gravan todo tipo de bebidas alcohólicas, tabaco, hidrocarburos, matriculación, carbón y electricidad.

En este apartado te hemos dado una explicación breve de cada impuesto. No obstante en cada uno tienes un enlace al artículo donde se explica el tributo con todo detalle.

 

👉Tipos de impuestos progresivos, proporcionales y regresivos

Vamos ahora con otro criterio de clasificación de los impuestos, dividiéndose en progresivos, proporcionales y regresivos.

Un impuesto progresivo es aquel que grava más a las rentas más altas. Funcionan de tal manera que a quien ingresa más dinero se le aplica un gravamen más alto.

El ejemplo más claro de impuesto progresivo es el IRPF. Conforme más alta es la renta de las personas físicas mayor es el tipo de gravamen. Por ejemplo, las rentas más altas llevan un gravamen hasta de un 45%. Las rentas bajas llevan un porcentaje más pequeño.

Por otra parte tenemos los impuestos proporcionales. En ellos el tipo de gravamen es siempre el mismo sin importar cuál es la base imponible.

En España tenemos los siguientes tipos de impuestos proporcionales:

  • Impuesto sobre el valor añadido: grava el consumo de bienes y servicios y es proporcional porque el tipo de gravamen es el mismo para todos independientemente de los ingresos de cada persona.
  • Impuesto de sociedades: este tributo grava los beneficios de sociedades, personas jurídicas o entidades jurídicas dentro de unos porcentajes que no van en función de lo que ingrese la empresa.
  • Impuesto de transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados: el gravamen que impone el impuesto no depende de los ingresos de quien lo tiene que pagar. A veces son cantidades fijas y otras son un porcentaje de la base imponible.

Por último nos encontramos con impuestos regresivos. Los tributos regresivos son aquellos que gravan más a las rentas más bajas por tanto en lugar de favorecer la redistribución causan desigualdad.

Hay autores que consideran el IVA como impuesto regresivo. Pongamos el ejemplo de la barra de pan. Una persona con mucho dinero compra una barra de pan por el mismo precio que lo hace una persona con poco dinero. Por tanto la persona que tiene menos dinero ve más mermado su poder adquisitivo que la persona con más dinero porque el pago del impuesto se come el salario de la persona con poco dinero más que el de la otra.

 

 

👉Otras formas de clasificar los impuestos

Otra forma de clasificar los impuestos es en periódicos y no periódicos.

Los impuestos periódicos son aquellos que se pagan con una periodicidad. Por ejemplo, el IRPF hay que declararlo una vez al año, al igual que el impuesto de sociedades, el de actividades económicas y el impuesto sobre la renta de los no residentes.

Otros impuestos no son periódicos porque solo se abonan cuando se formaliza una determinada situación. Esto sucede con el impuesto de sucesiones y donaciones, el impuesto sobre transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados, el impuesto sobre el valor añadido y los impuestos especiales.

Esperamos que con estos ejemplos te hayan quedado claros los tipos de impuestos en España. Si tienes cualquier duda o sugerencia no tienes más que dejarnos un comentario y te responderemos a la mayor brevedad.

To Top