Tipos de sistema retributivos y formas de participación en la empresa

retribucion equitativa
Política Salarial

La retribución así como la política salarial es un aspecto muy importante dentro de la empresa y su relación de cara a sus empleados, ya que va a ser lo que marque el aspecto económico de la relación de la empresa con el trabajador, pero también marcará su trabajo futuro y presente, ya que será un elemento motivador (o no) y un elemento en que se tiene en cuenta al trabajador en mayor o menor medida, entre otros aspectos que también van a ser importantes en el marco de la empresa.

Los tipos de sistema retributivos más importantes son:

  1. La retribución fija o por puesto
  2. La retribución fija individualizada
  3. La retribución variable
  4. La retribución en especie

La retribución fija es la que le da una cantidad económica en función del precio que se desempeña por categoría o función. Una característica importante de este tipo de retribución es que no tiene en cuenta la persona, sino el precio prefijado en función de lo antes indicado.

La retribución fija individualizada es aquella que se fija en las competencias profesionales y características de la persona que ocupa el puesto, por tanto cuando más se desarrollen estas capacidades mayor puede ser la retribución. Se tienen en cuenta las características personales, profesionales y las competencias del empleado para ofrecerle una retribución.

La retribución variable es aquella que se fija en función de los resultados que se alcanzan o logran. Para ello se debe crear una base o sistema de medidas de los resultados para poder ofrecer una remuneración real en función a estos objetivos. Este tipo de retribución premia los logros pero también debe ser motivador, de manera que el empleado no tienda a desistir o desesperarse si en algún momento no llega a alcanzar los objetivos esperados. Por otra parte, debe ofrecerse una buena comunicación e información, de manera que no se deben hablar de objetivos y baremos que el empleado desconoce, sino que el empleado debe conocer el sistema retributivo de manera clara y exacta.

La retribución en especie es aquel tipo de retribución no económica ni monetaria, sino que ofrece otras cuestiones al empleado. Los beneficios sociales son un tipo de retribución en especie reconocido, como también lo es parte de la producción de la empresa.

Lo habitual es que se utilice un sistema de retribución fija en la mayoría de las empresas, aunque existen otras que cuentan con otro sistema de retribución, incluso algunas de las empresas combinan varios tipos de retribución con el objetivo de ofrecer más a los trabajadores y conseguir un elemento motivador.

Entonces, la retribución fija es la más habitual. Es más propicia por parte de las empresas para combinar con una retribución en especie (empresas más grandes y que se preocupan por mantener a sus trabajadores), y con la retribución variable (empresas que quieren obtener ciertos objetivos).

Le sigue el sistema de retribución variable, que en muchas ocasiones mal usado se utiliza para no arriesgar nada en los trabajadores, en trabajos de comercial en que sólo los empleados arriesgan su trabajo mientras que las empresas ofrecen dinero a cambio de algo. Este sistema de retribución mal usado es bastante desmotivador, ya que los trabajadores en sus primeros días no suelen obtener resultados y tienden a desmotivarse y dejar el trabajo, y también es bastante desalentador en las malas rachas en que no se obtienen resultados. Lo ideal es combinar retribución variable con retribución fija.

Existen además tres tipos importantes de participación dentro de la empresa, que son:

  1. La participación en resultados
  2. Los sistemas de trabajo en equipo
  3. La gestión de participación por objetivos

La participación en resultados es el tipo de participación que consiste en pagar a los empleados con un salario que complementa con una parte de los beneficios.

Los sistemas de trabajo en equipo son aquellos en que la compensación por el trabajo puede no ser económica, siendo muchas veces un reconocimiento ante los demás empleados por las aportaciones que realice.

La gestión participativa por objetivos tiene que ver en función al cumplimiento de los objetivos que ha fijado previamente la empresa, ya sea por parte del empleado o por parte del grupo que compone. En este tipo de participación la empresa fija unos objetivos con metas específicas para un determinado período de tiempo y la participación se corresponde con estos objetivos cumplidos.

Todos estos tipos de sistema retributivos y por medio de participación son importantes dentro de la empresa para fijar lo que se pagará a los trabajadores que lo componen. Estas remuneraciones se van a ver influidas por muchos factores, entre los cuales se encuentra el tamaño de la empresa, el sector, las circunstancias particulares, etc.

To Top